Enoturismo. El Duero

Nos vamos de vinos.

Fin de semana divertido y diferente,  relájate y disfruta de un entorno inmejorable, visita una bodega con cata de 3 vinos incluída.

 

 

Precio por persona en habitación doble desde 260 €

El precio incluye:

-Alojamiento durante dos noches en régimen de alojamiento y desayuno + acceso libre al Spa

-1 Cena en el restaurante del hotel o en el restaurante del Vila Galé Douro Vineayards

-1 Visita a la bodega Val Moreira y cata de tres vinos.

 

Contrato de viajes combinados: condiciones generales

Entre los más de 20.000 azulejos que adornan las paredes del hall de la estación de São Bento, en Oporto , podemos encontrar una escena que recrea la procesión de Nuestra Señora de los Remedios en Lamego. Esta ciudad de alrededor de 27.000 habitantes es una pequeña –y un tanto desconocida– joya de la corona portuguesa, situada en la zona norte del país, en el Alto Duero.

Se encuentra a unos 130 kilómetros de Porto y a día de hoy se incluye en las rutas enológicas que recorren el valle del Duero, junto con Pinhão, Peso da Ragua, Villanova de Gaia y por supuesto Oporto.

El Santuario de Nossa Senhora dos Remédios es inevitablemente la imagen más icónica de Lamego. Esta iglesia barroca data del siglo XVIII y se sitúa en una colina a 600 metros del mar. Para subirla, tenemos ante nosotros 686 peldaños de majestuosa escalinata, diseñada por Nicolau Nason i, con una escena en azulejos blancos y azules, tan propios de tierras lusas. En la cima, el templo, una pequeña capilla que terminó convirtiéndose en iglesia, con fachada de granito, en blanco y ocre y dos torres barrocas.

El centro histórico de Lamego no defrauda en absoluto. A los espectaculares edificios reseñados hay que sumar la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, un templo gótico que conserva una torre campanario cuadrada y un claustro renacentista en muy buen estado. Recorriendo sus calles empinadas podemos ver restos de lo que fueran murallas medievales, casas señoriales, mansiones barrocas y lujosas quintas en los alrededores de la ciudad.

TIERRA DE VINOS

No podemos olvidar que estamos en tierra de vinos, por lo que no se podría entender una visita a Lamego sin visitar algunas de las bodegas cercanas donde se elaboran muy reconocidos caldos. Es el caso de Caves da Raposeira, uno de los espumosos naturales portugueses más conocidos. Se producen en la región vitivinícola Távora-Varosa, y son un auténtico símbolo de la ciudad. Hay visitas guiadas por las instalaciones, cata de vinos y venta de productos, para llevar un buen recuerdo a casa.

Cerca de Lamego se encuentra otra visita vitivinícola muy recomendable, Quinta de Santa Eufémia , en Parada do Bispo, una freguesía portuguesa del concejo de Lamego. Estas bodegas se fundaron en 1864 y en estos momentos la dirige ya la cuarta generación, produciendo excelentes vinos de Duero y Oporto.

Y como dicen que no hay dos sin tres… aquí va la tercera referencia: Quinta de Sao Bernardo , un concepto de hotel-bodega muy cuidado y especialmente recomendable para los más exigentes y con presupuestos desahogados. Está en el término de Me são Frio, son solo siete habitaciones, con restaurante y bodega, actividades en torno al vino, infinito pool, cine al aire libre…

¿CUÁNDO VISITAR LAMEGO?

Varias fechas interesantes en el calendario:

Septiembre y octubre son perfectos para los que quieran participar en la vendimia. La mayoría de las fincas del Duero organizan visitas y catas.

Febrero y/o marzo están señalados en el calendario de la freguesía de Lazarim, en Lamego, pues es cuando se celebran sus famosos carnavales, los llamados ‘Mascarados de Lazarim’, fiestas con procesiones y recorridos y comparsas con caretas, animaciones y música que atrae a gente de toda la comarca.

Contacta con nosotros

981 58 79 11

Solicita información

captcha